MEMORIES

jueves, 29 de julio de 2010





Tontamente creíste que me iba a olvidar de vos. Qué con un simple adiós y un abrazo yo me iba olvidar de todo lo que vivimos juntos. Las palabras, las imágenes, los sonidos, los olores, las texturas, todo iba a desaparecer. Pero las cosas no son así. Sí todo fuera tan sencillo, no creo que yo me encontraría en esta situación. Un dilema, donde la mejor decisión, no es exactamente ni la correcta ni la más feliz. Pero es la que yo necesito. Después no quiero reclamos, porque lo hecho, hecho está. Y de la decisión que yo voy a tomar, no hay vuelta atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario