MEMORIES

martes, 24 de agosto de 2010

Ayer lograste convertirme en la adolescente más feliz sobre la faz de la Tierra. Ayer lograste que mi mal día se transformase en uno de los mejores días de mi vida. Ayer me llenaste de emoción, alegria y esperanza. Ayer senti como si hubiera vuelto a nacer. Sos todo Stewart, y no lo digo como una frase cliche, no, lo digo porque de verdad lo siento. Alegras mi vida a cada minuto y ahora, el saber que, de una manera irónica, estamos respirando el mismo aire, me vuelve completa e inmesamente FELIZ. No puedo esperar para que llegue el sábado, no puedo esperar para poder verte. Y mientras escribo las lágrimas caen por mi rostro, por la emoción que siento. DIOS Stewart, no podes hacerme sentirme tan feliz.
 Logras mi felicidad con cada decisión que tomas.

1 comentario: